Un pilar fundamental para que una empresa sea exitosa, es conseguir que todos los departamentos y procesos de funcionen de manera coordinada y que apunten hacia la misma dirección.

Para lograr que todos los departamentos trabajen en la misma dirección y que, además, lo hagan de manera eficiente -aprovechando al máximo los recursos disponibles-, resulta imprescindible implantar una solución ERP. Esto cobra aún más importancia en el caso de las empresas dedicadas a la fabricación.

A continuación te citamos cuatro áreas en las que un ERP te puede ayudar:

Cumplimiento de la normativa vigente

Para una empresa dedicada a la fabricación, diseñar los procesos y funciones cumpliendo con las leyes y normativas  tiene que ser una tarea prioritaria. Esto cobra todavía más importancia si la empresa tiene presencia en diferentes países; aunque se trate del mismo producto, la legislación puede variar de un lugar a otro.

Cada país tiene un marco legal diferenciado que se ha de seguir y cumplir.  Esta tarea se puede simplificar si todos los documentos relativos a las leyes y legislaciones se almacenasen en un único lugar. Un ERP se convertirá en tu mejor aliado para manejar esta situación.

Reducción de los errores humanos

En ocasiones, cuando se trabaja introduciendo datos de manera manual, se pueden producir errores humanos, errores que repercuten negativamente en la productividad de tu empresa. Un ERP reduce las probabilidades de que se produzcan errores humanos, y genera un ahorro de recursos -y costes- para la empresa. Además, te da acceso, entre otros, a:

  • Información sobre los inventarios
  • Pronóstico de ventas
  • Indicadores varios
  • Informes y diferentes KPIs

Esta gestión de datos te permitirá planear y programar futuras operaciones para obtener el mejor resultado posible.

Problemas de calidad

En un mercado tan exigente como el actual, donde el cliente demanda y exige calidad, hay que reducir a cero los defectos de calidad. Si nos fijamos en las empresas que han crecido y prosperado, todas tienen como común denominador la calidad. Una empresa que se dedique a la fabricación  y que quiera cuidar la calidad, tendrá que estar pendiente de aspectos tan importantes como:

  • Seguimiento del volumen de inventario, para evitar rotura de stocks.
  • Pruebas de estabilidad.
  • Seguimiento de los proveedores y detectar incidencias que puedan tener
  • Seguimiento de las fechas de caducidad.

Un ERP te permitirá monitorizar todos estos parámetros (y muchos otros), así como obtener informes sobre el funcionamiento de tu negocio. ¡Conseguirás altos standares de calidad!

Rentabilidad

La rentabilidad es el objetivo prioritario en todas las empresas. Diremos que una empresa es exitosa cuando logra generar beneficios y ganancias. Los costes operativos, y de materias primas, están constantemente creciendo, y es un reto para el empresario reducirlos. El ERP ayuda a  monitorizar todo el proceso de producción y localizar los puntos en los que se están produciendo pérdidas.

Si eres empresario y estás buscando fórmulas para maximizar tu beneficio, deberías dar el paso a implantar una solución ERP. Te recomendamos que, antes de nada, te informes de los tipos de ERP que existen. ¡Saldrás ganando!

Fuente | 3i-infotech.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies