En los últimos años las aplicaciones cloud o en la nube han crecido de un modo espectacular. El hecho de poder acceder a nuestros datos desde cualquier lugar, en cualquier equipo y en cualquier momento sin necesidad de nada más que una conexión a Internet, aumenta de manera exponencial nuestra movilidad.

Puntos a favor y en contra del ERP en la nube

En este post intentaremos analizar las ventajas y desventajas de este tipo de soluciones, poniendo el foco en lo realmente importante.

Ventajas de un ERP en la nube

Funcionalidades

Las primeras aplicaciones en la nube eran interesantes por el concepto de movilidad e comodidad de uso, pero sus funcionalidades eran más limitadas que las de una aplicación On-premise. Actualmente eso ya no es así y los buenos ERP en la nube son extremadamente potentes y no cuentan con ninguna limitación reseñable en cuanto a funcionalidades con respecto a otro tipo aplicaciones.

Implantación

Los tiempos de implantación y la complejidad de la misma tienden a ser significativamente más bajos cuando hablamos de un ERP en la nube.

Escalabilidad

Estos sistemas suelen tener diferentes versiones con diferentes posibilidades en función de nuestras necesidades. Podemos empezar con una versión que incluya funcionalidades básicas e ir subiendo de manera sencilla según nuestras necesidades. Además, es posible realizar desarrollos a medida que cubran los requerimientos más específicos que podamos tener y no estén cubiertos por las versiones estándar del ERP.

Barreras de entrada y salida

Hablar de un ERP en la nube es hacerlo de una aplicación ubicada en unos servidores web del proveedor contratado o, lo que es lo mismo, que la empresa pagará únicamente por el derecho a acceder a un servidor y utilizar el software. Dichos pagos suelen ser mensuales o anuales y dependerán del número de usuarios contratados. Todo esto supone implantaciones más sencillas, costes de mantenimiento menores y la posibilidad de abandonar el software de manera menos traumática en caso de que la empresa no siga el rumbo esperado.

Actualizaciones

Las actualizaciones son automáticas y están incluidas en el coste de la licencia. De echo, no tenemos que hacer nada. El software se actualiza automáticamente sin que tengamos que preocuparnos por nada. Siempre tendremos disponible la última versión.

Movilidad

Podemos acceder a nuestra cuenta del ERP desde cualquier equipo, en cualquier lugar y sin necesidad de instalar nada en nuestro equipo. Únicamente necesitaremos nuestro usuario y contraseña.

Coste

Como decimos, las aplicaciones en la nube suponen pagos (mensuales o anuales) por uso de la aplicación. Usualmente es sencillo añadir o eliminar usuarios en función del crecimiento de la empresa, por lo que pagamos justo por lo que necesitamos, tanto si crecemos como si reducimos nuestro personal o requerimientos.

Además, el coste de la implantación de un software ERP en la nube es, en la gran mayoría de los casos, más bajo que el de un ERP on-premise.

 

Desventajas de un ERP en la nube

En nuestra opinión la opción de la nube es actualmente preferible para la gran mayoría de empresas. Sin embargo, a la hora de elegir el software es importante tener en cuenta varios factores.

Aspectos legales

Debemos cerciorarnos de que el software elegido cumple con la normativa relativa al tratamiento de datos personales. Para cumplir con la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) es necesario que los servidores de la empresa se encuentren dentro de los límites de la UE.

Caída de internet y mantenimiento

Hoy en día es cada vez menos frecuente, pero si tenemos problemas con nuestra conexión a internet, no podremos acceder al software a no ser que cuente con una versión en local que se sincronice cuando se recupere la red. Lo mismo sucedería si la aplicación realiza una parada por mantenimiento. Si bien es cierto que estas suelen producirse de madrugada para no interrumpir el servicio.

Continuidad del servicio

Otro problema altamente improbable, pero debemos buscar un proveedor de servicios potente y que tenga garantizada su continuidad en el mercado. Para curarnos en salud lo ideal es contratar el servicio con un proveedor potente: Microsoft, SAP, Zoho

Evitar la pérdida de datos

Cuando nuestros datos están en un servidor en la nube están mucho más seguros que en cualquier equipo en local. El equipo puede deteriorarse y que suceda algo con el servidor es altamente improbable. Dicho esto, es recomendable que el proveedor que contratemos tenga la posibilidad de realizar copias de seguridad de manera sencilla para garantizarnos que pase lo que pase podamos recuperar los archivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies