En el mercado existen un sinfín de soluciones ERP para PyMEs, pero, ¿cuál es la que debo seleccionar? En esta elección influyen varios factores: tiempo de implantación, número de usuarios, pero el más importante, siempre será el presupuesto. De hecho, este último irá muy relacionado con el resto de factores. Es por eso, que siempre debemos buscar una solución que se adapte lo máximo posible a nuestras necesidades y esté dentro de nuestro presupuesto.

A la hora de definir nuestro presupuesto, es muy importante que tengamos en cuenta que no vamos a estar cambiando de ERP cada año. Estas aplicaciones no son un vestido que mañana si no nos gusta no lo ponemos. Es por eso, que hay que ser conscientes de que va suponer una inversión de dinero importante que recuperamos en el futuro, dado que mejorará nuestra forma de trabajar. A partir de aquí, tenemos varias opciones que vamos a comentar.

ERP horizontal o vertical

Una de las primeras decisiones que debemos tomar es que tipo de solución nos decantamos. Un ERP horizontal, es una aplicación completamente válida para cualquier empresa que ya viene prediseñada. A pesar de ello, son soluciones que se pueden personalizar para adaptarlas a necesidades concretas. Por otro lado, una solución vertical, es una aplicación muy especializada en un sector determinado. Dichas soluciones han sido desarrolladas teniendo presente los requerimientos específicos de ese entorno concreto. Esta última opción, suelen ser opciones con un precio mayor, aunque su adaptación al sector es más óptimo.

ERP estándar o a medida

Un ERP estándar es una solución que se puede utilizar en diferentes tipos de empresas, aunque estas no pertenezcan al mismo sector. Eso se debe a que estas aplicaciones se suelen implementar de forma modular. Esta estructura hace que estas herramientas sean más económicas.  Al mismo tiempo, al tratarse de soluciones estándar, hacen que su funcionamiento sea más fiable.

Un ERP a medida, de entrada, ya es bastante más caro que un estándar. Su principal ventaja es que se trata de una solución que se desarrolla de 0, y por lo tanto, se diseña para dar respuesta a todos planteamientos que se propongan a los desarrolladores. El principal inconveniente, a parte del precio, es que nos ata a la empresa que ha hecho el desarrollo. Si por algún motivo, esta empresa deja de trabajar, será misión imposible encontrar otra empresa que pueda darnos soporte y llevar el mantenimiento de este desarrollo. Por otro lado, estas soluciones no suelen ser tan estables como un ERP estándar.

Una opción que se puede manejar en casos de querer personalizar nuestro ERP, es decantarse por un ERP estándar y contratar los servicios de un partner  para que la adapten a a nuestras necesidades.

ERP local o nube

El otro gran debate es dónde instalamos el ERP. Una opción es instalar el ERP dentro de las instalaciones de nuestra empresa. En estos casos, debemos facilitar el equipo y demás dispositivos necesarios para la instalación del ERP. Esto hace que tengamos que hacer una inversión previa para adquirir estos dispositivos. Al mismo tiempo, deberemos contratar un mantenimiento para que de forma periódica adapten el ERP a los cambios que se produzca a nivel seguridad en el entorno informático.

La otra opción que podemos manejar, es la contratación de un ERP en la nube. Estas soluciones son recientes y no requieren disponer de ningún hardware especifico. Estos ERP’s se alojan en un servidor externo administrado por los desarrolladores de la herramienta. Esto hace que sean accesibles desde cualquier dispositivo. Esta solución implica pagar una licencia de forma recurrente para poder usarla. Las ventaja más importante, es que están constantemente actualizados, lo que hace que sea mucho más fiable.

Conclusiones

Según nuestro criterio, si queréis implantar un ERP en vuestra PyME, os recomendamos soluciones cloud y estándars. A partir de aquí, según el sector de la empresa, seleccionaríamos una opción horizontal o vertical. Por último, para terminar de adaptar el ERP a nuestros requerimientos, contrataríamos un partner de la solución elegida para darle valor añadido. Tened presente que un ERP debe ser una herramienta funcional y que os sirva para mucho tiempo. En el siguiente enlace encontraréis una comparativa de ERP’s para implantar en las PyMEs.

Como siempre, si tenéis alguna duda sobre ERP’s, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies